Implantes dentales

Los implantes dentales son una manera rápida, segura, eficaz y no dolorosa de tratamiento que nos permite sustituir los dientes perdidos .
En primer lugar, un pequeño tornillo de titanio se coloca en el hueso bajo la encía.Es un procedimiento simple que lleva sólo cinco minutos por cada implante. Después de su cicatrización, que puede llevar entre una a seis semanas, dependiendo del paciente, el tornillo de titanio es cubierto con una corona de porcelana.
Los implantes también pueden utilizarse en pacientes con prótesis removibles. En estos casos, el odontólogo utiliza dos o cuatro implantes para garantizar la retención de la prótesis. Este tratamiento se llama sobredentadura. Colocamos los implantes en el hueso y el implante funciona como un “macho” en un sistema de click, y colocamos las “hembras” en el interior de la dentadura. Asi los machos de los implantes se unen a las hembras bajo la prótesis y retienen de una manera eficaz la misma. De esta forma los pacientes se benefician de una mejor retención e inmovilidad de sus dentaduras y pueden disfrutar de cualquier tipo de alimentos, con la seguridad de que la prótesis se mantendrá en el lugar. Este proceso no es caro y es rápido y totalmente indoloro.

Compártelo